Jumping Clay, “la mejor arcilla del mundo”, es una masilla para modelar. Sirve para hacer formas y figuras. Se diferencia de otras masillas o arcillas de modelado por una serie de características que la hacen única:

– Tiene un tacto suave.

– No se agrieta.

– Es muy elástica, lo que facilita la creación de trabajos creativos.

– Limpia: no mancha, no se pega en las manos, no deja migajas y es fácil de limpiar.

– Sencilla: No hace falta meterla en el horno, se seca con el aire.

– Segura: Ha pasado todos los controles de seguridad y calidad. NO ES TÓXICA.

– Se puede manejar sin la ayuda de un adulto.

– Puedes crear el color que desees mezclando varios colores, como si fuera pintura.

– Rebota : Puedes jugar con la arcilla al aire libre.

– Se puede barnizar, pintar y escribir.

Aqui os dejo una serie de figuras hechas por los peques que tengo en la familia, espero que os gusten:

Anuncios